Ser Cuentacuentos.
Están de celebración. Se paran a pensarlo y son ya cuatro, ¡cuatro! años los que llevan en pie. Sobreviviendo en tiempos difíciles para casi todo con nuestro pequeño rincón de historias. Todo pasa, todo se mueve. Pero cada martes, puedes contar con esa frase que pondrá a mil revoluciones tus neuronas en busca del relato perfecto.

Sólo una frase. Y derivará en aventuras, amor, terror, filosofía de la buena. Personajes secundarios, héroes desterrados. Hay sitio para todos.

Por eso siempre, siempre vuelvo. Porque pueden pasar meses, pueden crecer telarañas en las teclas con las que se escribe. Siempre puedes volver y rellenar con palabras todo aquello que quieres decir, que necesitas contar.

Ficción y realidad entremezcladas. Un Señor de las Historias intentando poner orden a la panda de Cuentacuentos sin ley que, cada semana o, a veces, cada equis meses ( entonando el mea culpa), se sientan delante de un folio en blanco y comienzan a imaginar y describir.

Y detrás, cada uno de vosotros, cuentacuentos, alimentando con la misma ilusión de siempre al retoño que cumple cuatro años. Siempre es un placer echar un rato. Contarnos aventuras y sueños. Jugar a los cuentos.

Mj
5 Responses
  1. *Sechat* Says:

    S U B L I M E y nostálgico. ¡Me ha encantado!


  2. A mí me gusta tener cosas que contarte :)


  3. Carlos Says:

    Si me hubieran preguntado hace cuatro años que gustaría ser de mayor no se me hubiera ocurrido decir cuentacuentos.
    Pero ahora lo diría sí.
    Un abrazo.


  4. C. Chase Says:

    Pues ahora se me echará de menos más... o menos, según se mire.


  5. Carlos Says:

    No has perdido un ápice de tu esencia, eMJi Los kms, las canciones, cada momento frente al mar, las turbulencias aéreas, las urgencias humanas, nada ha conseguido hacer mella en un ánimo inquebrantable.
    ¡Adelante!